¿Quieres vender tu propiedad?
info@m3plus.es
+34 981 656 057
alquiler con opción a compra

¿Cómo funciona el aquiler con opción a compra? Te damos todas las claves

  • Sin categoría
  • No hay comentarios
  • Ruben Muñiz

El alquiler con opción a compra es una alternativa que vale la pena valorar por las ventajas que ofrece. Tanto si estás interesado en comprar como si lo que quieres es vender, teniendo en cuenta sus ventajas puedes sacar todo el partido a la situación. A continuación, te contamos todos los detalles sobre este tipo de operación.

¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

La primera pregunta que vamos a resolver es cómo funciona el alquiler con opción a compra ya que ambas opciones parecen contradictorias entre sí.

Estos acuerdos permiten al arrendatario de la vivienda ejercer una opción a compra de la misma. El acuerdo tendrá un periodo determinado de duración y durante el mismo el arrendatario deberá hacer frente al pago de mensualidades en concepto de alquiler. Una vez finalizado el plazo, o antes de la fecha límite, si el arrendatario decide ejercer su opción, se le descontarán del valor de la vivienda las mensualidades a las que haya hecho frente.

La manera de formalizar este pacto es a través de un contrato complejo que vincula ambos negocios jurídicos entre sí. Por un lado, el contrato de alquiler certificará la entrega del inmueble a cambio de una renta mensual. La opción a compra, por su parte, reflejará el convenio entre las dos partes de ceder la decisión de la compra al arrendatario así como la duración del mismo y el valor de la prima de compra entregada si la hubiese.

Este tipo de contratos finalizan cuando el arrendatario ejerce su opción o cuando se cumple el periodo establecido. En caso de no estar reflejado en el contrato, se acudiría a la vía judicial para su disolución. La jurisprudencia en estos casos suele fallar asociando la duración del contrato de alquiler al periodo de opción a compra.

cómo fucniona el alquiler con opción a compra

¿Cuáles son los beneficios del alquiler con opción a compra?

Independientemente de si eres comprador o vendedor, debes considerar esta fórmula de alquiler por sus beneficios:

Si eres arrendatario

Te permitirá establecerte en la vivienda y conocer así si sus características se adaptan a tus necesidades. Sabrás si el inmueble funciona para ti y tu familia así, como si puedes tener el estilo de vida que buscas en la zona.

Conocerás de primera mano el estado de la vivienda y podrás asegurarte de que se han hecho las reparaciones necesarias en el momento de la compraventa. Si hay elementos deteriorados o en mal estado que no se vieron durante la visita, vivir unos meses en régimen de alquiler te permitirá identificarlos y reclamarle al propietario la sustitución.

Tendrás un margen de tiempo. Si estás esperando a recibir una cantidad de dinero determinada o si prevés realizar reformas y necesitas un dinero extra, retrasando el proceso de compraventa te permitirá ganar unos meses extra antes de desembolsar la hipoteca.

Si eres el vendedor

Podrás obtener liquidez inmediata a una vivienda que, en otras circunstancias tardarías meses en vender. Tanto el pago de las mensualidades como el de la prima de compra serán adelantos al pago final del valor de la vivienda.

Obtendrás más dinero por el pago de las mensualidades que con un alquiler normal. Una de las condiciones de los alquileres con opción a compra suele ser un alquiler mayor que en circunstancias normales. Esta situación beneficia a las dos partes en caso de compra y, si el arrendatario se echa para atrás, habrás obtenido mayores beneficios.

– Otro de los beneficios del alquiler con opción a compra son las ventajas fiscales que obtendrás durante los meses que tu vivienda esté en alquiler. Además, estarás protegido por impagos con los mismos derechos que un arrendador en un contrato de alquiler normal.

¿Qué debe incluir un contrato de alquiler con opción a compra?

Como ya hemos visto, el contrato constará de dos partes: el alquiler y la opción de compra:

En el contrato de alquiler deben aparecer:

El objeto del contrato, es decir, el uso al que se va a destinar el inmueble (vivienda, oficinas, local comercial, etc.)

La duración del contrato. Esta debe ajustarse a la legislación vigente. En la actualidad deberá ser de tres años si el propietario es una persona física o de cinco si es una persona jurídica.

-Otros aspectos como el importe de la renta, su fianza, las actualizaciones de los precios y posibles indemnizaciones.

En el contrato de opción a compra debe incluir:

– La concesión del derecho unilateral a decidir sobre la compra al arrendatario.

– El plazo de duración del acuerdo.

– El precio de compraventa.

– El importe de la prima de opción.

– La actualización del precio y la distribución de los gastos.

En definitiva, el alquiler con opción a compra es un acuerdo que beneficia a las dos partes y que permite mayor flexibilidad y satisfacción a la hora de adquirir una vivienda mientras que ayuda al propietario a obtener mayor liquidez y rentabilidad en el proceso.

Autor: Ruben Muñiz

Deja un comentario

WhatsApp chat
GUÍA DEL VENDEDOR