expertos inmobiliarios

Gastos derivados de la compraventa de una vivienda

Al momento de comprar una casa es importante tener en cuenta que además del precio promocional será necesario pagar otros gastos derivados de la compraventa de una vivienda. Así que, antes de decidir por la compra de un inmueble es importante sacar cuentas y determinar si realmente se cuenta con lo equivalente al importe final.

¿Cuáles son los gastos derivados de la compraventa de una vivienda?

El precio de un inmueble en venta no incluye el pago de impuestos ni otros gastos relacionados a la transacción de compraventa. En caso de contratar un crédito hipotecario con una entidad bancaria, el monto a pagar por la hipoteca tampoco es contemplado.

En tal sentido, todos esos gastos deben ser cancelados por el comprador. Mientras que, el comprador asumirá otros gastos de menor relevancia como el que corresponde a la solicitud del certificado energético y al pago de la plusvalía municipal.

Entre los gastos asociados a la compraventa de una vivienda están los siguientes:

  • Notaría
  • Registro
  • Gestoría
  • Impuestos

En el caso de los montos a pagar por impuestos, registro y la notaría, estos dependen del precio del inmueble.

Gastos de Notaría

La compraventa de una vivienda se efectúa en escritura pública, acción que requiere la presencia de un notario. Los gastos de notaría dependen de la cantidad de copias de la escritura del inmueble, así como de la cuantía de la venta. Los aranceles a pagar al notario están regulados por el Estado.

Gastos del Registro de la Propiedad

La escritura de carácter público de la compra de la vivienda debe ser tramitada en el Registro de la Propiedad que corresponda, en cuanto haya sido firmada por el notario. El monto a pagar varía en relación al costo de la vivienda.

Gastos en gestoría

La gestoría asume el compromiso de registrar la escritura del inmueble y liquidar los impuestos que corresponden. Este gasto es opcional, pues en caso de que el comprador realice de manera directa estas gestiones no tendrá que pagar gestoría.

Aunque no es de carácter obligatorio, en caso de firmar hipoteca la entidad bancaria suele solicitar la realización de los trámites mediante una gestoría.

Impuestos por compra de vivienda

Los impuestos aplicables por compra de una vivienda varían en relación a si se trata de un inmueble nuevo o de segunda mano. El importe de los impuestos también depende de la comunidad autónoma donde esté ubicada la vivienda a comprar.

En el caso de la vivienda nueva deberá pagarse el IVA, sujeto al 10 % del valor del inmueble, a excepción de tratarse de una vivienda de protección oficial, cuyo tipo impositivo del IVA se ubica en el 4 %.

Para el caso de una vivienda de segunda mano es aplicado el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este impuesto tiene un porcentaje entre el 4 % y el 10 % dependiendo de la comunidad autónoma que rija en la jurisdicción.

Por otra parte, tanto en la compra de viviendas nuevas y usadas debe ser cancelado el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, en el momento de hacer la escritura de la compraventa.

El plazo para la cancelación de los impuestos en la compraventa de una vivienda es de 30 días contados a partir de la firma de la escritura. Si se excede el límite será aplicado un recargo.

Gastos de compra de una vivienda con hipoteca

Por su parte, de ser el caso, también existirán gastos asociados a la hipoteca aunados a los gastos derivados de la compraventa de una vivienda. Estos serán determinados por los siguientes conceptos:

  • Tasación
  • Notaría
  • Registro
  • Gestoría
  • Comisiones
  • Seguros

Según la nueva ley hipotecaria, el banco debe asumir todos los gastos de la hipoteca. Así, el comprador únicamente tendrá que asumir adicionalmente los gastos de tasación de la vivienda.

Por otra parte, vale destacar que el monto a pagar por concepto de comisiones y seguros depende de las condiciones impuestas por la entidad bancaria.

¿Qué es la Plusvalía Municipal?

La Plusvalía Municipal o el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, es el único gasto que debe asumir el vendedor de un inmueble de segunda mano.

La Plusvalía Municipal grava el valor de la vivienda desde que fue adquirida hasta el momento de la venta, tomando en consideración el valor catastral de la vivienda y el periodo de tiempo transcurrido desde entonces.